¿¿¿Conocéis la Red Velvet (Terciopelo Rojo)??? Hay muchas historias acerca del origen de esta típica tarta americana, pero lo más interesante de todo es comerla 😉

Hoy os daré la receta para que no tengáis excusa y probéis esta tarta que tiene un sabor muy suave y que seguro le gusta a todo el mundo!

2018-03-15 Tarta Red Velvet MB_11


INGREDIENTES (14 porciones)

Para los bizcochos o layers: 4 moldes de 15 ø o 3 moldes de 18 ø

  • 130 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 3 huevos M
  • 280 gr de Harina de repostería
  • 280 gr de Azúcar
  • 8 gr de Levadura química tipo polvo Royal
  • 15 gr de Cacao amargo en polvo
  • 270 ml de Butter Milk (o 250ml de leche entera y 20 ml de Zumo de limón)
  • Esencia o pasta de Vainilla (la cantidad depende de la intensidad de la vainilla que se utilice, Nielsen Massey: 8 ml.)
  • 1 pizca de sal
  • Colorante en pasta o en gel Rojo (yo utilizo Red extra de Sugar Flair) 1 cdita al ras.
  • 10 gr de Bicarbonato sódico
  • 8 ml de vinagre de manzana o vino blanco

Para el Glaseado de Queso o Butter Cream de Queso:

  • 260 gr de Mantequilla a temperatura ambiente
  • 270 gr de Azúcar glas (impalpable)
  • 200 gr de Queso tipo Philadelphia
  • 180 gr de Queso Mascarpone (si nos gusta una mezcla con más sabor a queso, poner todo queso tipo Philadelphia)
  • 1 cdita. de pasta de Vainilla

 


PREPARACIÓN

Bizcochos o Layers:

  1. Precalentar el horno a 165-170ºC. Engrasar y enharinar los moldes (yo utilizo moldes antiadherentes desmoldables a los que les pongo unos discos de papel vegetal en la base, o teflón, Spray vegetal a los lados y los reservo en la nevera hasta que los voy a utilizar).
  2. Mezclar la leche con el zumo de limón y dejar reposar 10 minutos para que se forme la Butter Milk.
  3. Tamizar todos los ingredientes secos (harina, levadura, sal y cacao) y reservar.
  4. Cremar la mantequilla con el azúcar, aproximadamente durante 5-7 minutos, hasta que esté bien aireada.
  5. Luego, en un cuenco batir los huevos levemente y agregarlos en forma de hilo, muy despacito hasta que se incorporen bien. si lo hacemos rápido se puede cortar la mantequilla, en ese caso perderemos un poco de esponjosidad pero la masa seguirá siendo válida.
  6. Agregar de a poco la Butter Milk intercalándola con los ingredientes secos para que no se corte la mezcla. No batir en exceso para evitar perder la esponjosidad que logramos con el cremado de la mantequilla.
  7. En este momento agregar el colorante y la vainilla.
  8. Por último mezclamos el bicarbonato con el vinagre y lo incorporamos bien a la masa.
  9. Verter la preparación en los tres moldes por igual (yo utilizo una báscula para ser más exacta, aproximadamente 280 gramos de mezcla para cuatro moldes de 15 de ø o 375 gramos para tres moldes de 18 de ø) y mover un poco la mezcla para que se mojen los bordes, de esta manera el bizcocho subirá más parejo. Llevar al horno, bajar la temperatura a 160ºC y hornear entre 25 minutos aproximadamente, estarán listos cuando al pincharlos con un palillo éste salga húmedo.
  10. Retirar del horno, reposar cinco minutos y enfriar sobre rejilla 30 minutos, pasado este tiempo envolverlos en film y terminar de enfriar sobre rejilla, de esta manera los bizcochos no perderán humedad.

Glaseado de Queso:

  1. Batir la mantequilla sola 1 minuto.
  2. Agregar el azúcar y cremar durante 10 minutos.
  3. Incorporar la vainilla.
  4. Incorporar bien con espátula y movimientos envolventes los quesos que tienen que estar bien fríos, recién sacados de la nevera y que hemos ablandado con la espátula antes de incorporar.
  5. El truco para que no se corte el glaseado es que el queso esté bien frío y no hagamos un sobre batido al incorporarlo a la mantequilla.

Montado:

  1. Primero, si es necesario cortar los bizcochos para que queden bien parejos, quitándoles el sombrerito. Si nos han quedado perfectos igual debemos quitar una capa fina de bizcocho ya que la necesitaremos luego para decorar. Para cortar los bizcochos es recomendable tenerlos en la nevera envueltos en film mínimo un par de horas, de esta manera no se romperán al efectuar los cortes.
  2. Dividir el glaseado en cuatro partes, utilizaremos dos para los rellenos y las otras dos para cubrir la tarta.
  3. Poner un bizcocho en la base o plato (que cubriremos previamente con dos partes de papel vegetal superpuestas para que podamos trabajar con comodidad y no ensuciar la base) distribuir una capa de glaseado, poner el segundo bizcocho, otra parte de glaseado y el tercer bizcocho.
  4. Por último untar toda la tarta con una parte del glaseado, llevar a la nevera para que se fije bien y luego sea más fácil darle la terminación.
  5. Después de un par de horas, mínimo, en la nevera ponemos el resto del glaseado y con una espátula le damos la terminación que nos guste por los lados y encima decoramos con las migas de bizcocho que teníamos reservadas, yo he decorado los borde con manga pastelera y boquilla Nº32 de Wilton.

 


PRESENTACIÓN

Podéis decorar la tarta de muchas formas pero lo típico es forrada con glaseado y espolvoreada con migas del propio bizcocho, es una manera muy sencilla y el contraste es hermoso!

2018-03-15 Tarta Red Velvet MB_02

Otra opción es dejar que en los lados de la tarta se vean las capas de bizcocho rojo y los rellenos blancos (desnuda) y sólo decorar por arriba con el glaseado, con manga o espátula, y migas espolvoreadas por encima.

 


Notas:

Con estas medidas de moldes nos quedarán unas capas de bizcocho de 3 cm de altura, a los que le quiatremos 0.5 cm para las migas de decoración. Si os gustan capas más altas, como es el caso de la tarta de la foto, que tienen 4 cm, dividir la mezcla en un molde menos.

Hay dos Glaseados de Queso típicos en la Red Velvet y en la Carrot Cake o Tarta de Zanahoria, en esta ocasión he utilizado un glaseado de queso con mantequilla pero si preferís un Glaseado a base de Queso y Nata (crema de leche) tenéis la receta Aquí.

El Bicarbonato Sódico, además de dar esponjosidad a la masa, intensifica el color del cacao y el resultado final será un rojo más intenso.

Si no conseguís un colorante rojo muy intenso se puede lograr dejando reposar la masa una hora antes de su cocción para que el colorante oscurezca, en ese caso la mezcla de vinagre con Bicarbonato se incorporaría justo antes de ponerla en el horno ya que es un componente de efecto inmediato y pierde potencia si se deja reposar.

Lo mismo deberíamos hacer en el caso de no disponer de tres moldes para realizar una cocción simultanea o no nos caben todos en el horno a la vez, a la mezcla que se queda en reposo, esperando el turno del horno, le incorporaríamos la proporción de bicarbonato y vinagre justo antes de hornear.

Yo elijo hacer tres bizcochos porque al ser menos cantidad de masa se hornea en menos tiempo y por lo tanto quedan más húmedos y sabrosos. Además al hacer un bizcocho alto y luego cortarlo en capas corres el riesgo de que se doré demasiado y amargue.

Una recomendación es hacer un día los bizcochos (guardarlos en nevera bien envueltos en film), al otro día montar la tarta y al siguiente comerla, de esta manera será más fácil de preparar y quedará más sabrosa al tener un día de reposo. Eso si, no olvidéis sacarla de la nevera 30 minutos antes de comerla, en verano, o 1 hora, en invierno.


 

2018-03-15 Tarta Red Velvet MB_01

Hacía mucho tiempo que quería prepararla y encontré la ocasión perfecta para hacerla… ¡Es la tarta de nuestro décimo aniversario de Boda!

cropped-becd7-corazoncitosweb.jpgcropped-becd7-corazoncitosweb.jpgcropped-becd7-corazoncitosweb.jpg

Espero que os haya gustado esta receta tanto como a nosotros.

Seguiremos probando y compartiendo cosas rica, hasta prontito…

MB.

Anuncios