¡Feliz comienzo de semana!

Se hace cada día más difícil llevar el confinamiento, pero hay que seguir buscando cosas que nos distraigan para mantener nuestra buena energía. Con esa intensión me puse a pasar recetas al blog que tengo pendientes de compartir, como esta Tarta Guinness con un toque personal que hice para mi cumpleaños.

Si no has probado nunca un bizcocho hecho con cerveza, no te asustes, para nada notarás su sabor pero le aportará una textura súper esponjosa y húmeda.

Tarta guinness - tarta de cerveza negra (2)

Te dejo la receta personalizada, espero que te guste.


INGREDIENTES

Para el bizcocho:

Yo utilizo 3 moldes bajos (5 cm de altura) desmoldables de 18 cm. de Ø, también puedes usar moldes de 20 cm. de Ø. El bizcocho es muy esponjoso por lo que en esta ocasión, te recomiendo que lo hornees en tres moldes bajos porque obtendrás mejores resultados y te resultará mucho más sencillo de manipular sin que se desmigue demasiado.

  • 275 g de Harina de Trigo (preferentemente de repostería, en Argentina harina 0000)
  • 250 ml de Cerveza Negra, Guinness o similar
  • 250 g de Mantequilla (en Argentina manteca)
  • 75 g de Cacao amargo en polvo
  • 400 g de Azúcar
  • 140 ml de Buttermilk (Leche entera cortada con 1 cda. de vinagre de manzana o zumo de limón)
  • 2 huevos grandes (L) o 3 medianos (M)
  • Una cucharada de Pasta de Vainilla o Esencia
  • 12 g de Bicarbonato Sódico
  • 2 g de Sal

Para el relleno y la cobertura:

  • 350 gr de Nata para Montar
  • 260 gr de Queso tipo philadelphia
  • 130 gr de azúcar Glass
  • 1 cdita. de Esencia de Vainilla
  • Mermelada de Frutos Rojos
  • Arándanos
  • Granola o Fideos de Chocolate

Para el Almíbar:

  • 150 gr de Azúcar
  • 200 gr de Agua
  • Esencia de Vainilla

Tarta guinness - tarta de cerveza negra (7)


ELABORACIÓN

Bizcocho:

  1. Untar los moldes desmoldables con spray vegetal y cubrir con papel de horno o teflón. Calentar el horno a 170º C, si es posible con calor solo abajo. (si tienes termómetro de horno, la temperatura real a la que hay que hornear es entre 150ºC y 155ºC)
  2. Poner la cerveza con la mantequilla en un cazo y calentar hasta que se haya derretido.
  3. Echar el cacao con el azúcar en un cuenco y verter la cerveza con mantequilla mientras bates con varillas manuales hasta integrar bien.
  4. En otro bol, batir 3 minutos los huevos con la vainilla, luego echarlos en el batido de azúcar con mantequilla y cerveza y mezclar.
  5. Añadir la mitad de la harina y el bicarbonato a cucharadas mientras vas tamizando y mezclando, con varillas o un robot de cocina a velocidad mínima. Integrar bien la buttermilk y luego el resto de harina.
  6. Cuando esté toda la harina bien incorporada, batir a velocidad máxima durante 5 segundos para deshacer los grumos que puedan quedar.
  7. Dividir la masa en los moldes a partes iguales (en moldes de 18 cm. de Ø serán 490 gramos de mezcla en cada uno) y hornear aproximadamente 30 minutos. Si utilizas solo un molde alto, duplica el tiempo de cocción.
  8. Comprobar que el bizcocho está bien hecho, insertando un palillo largo y que salga limpio. Sacar del horno y dejar reposar el molde sobre una rejilla 15 minutos. Desmoldar sobre la rejilla y dejar enfriar completamente.
  9. Cubrir con film a piel y llevar a la nevera 2 horas para que esté más firme a la hora de cortarlo y montarlo.

Relleno y Cobertura:

  1. Batir en un bol la nata bien fría con la vainilla, cuando esté espumosa agregar el azúcar glas tamizada y seguir batiendo hasta que alcance un punto casi chantilly, procurar que no quede tan firme porque al incorporar el queso si hacemos un sobre batido se cortará. Reservar.
  2. Por otra parte, batir unos segundos el queso para aligerar su textura.
  3. Por último, incorporar el queso a la nata cuidando de no pasarnos en el batido. Si la nata nos había quedado muy firme, incorporar el queso con espátula y movimientos envolventes para que no se corte.

Almíbar:

  1. Disolver bien el agua junto al azúcar y llevar a hervir a fuego bajo.
  2. Cuando comience el hervor no mover la mezcla para que no cristalice.
  3. Retirar cuando llegue al punto de hebra fina.
  4. Puedes agregarle licor o el aroma que te guste. Opcional.

Montado:

  1. Con el bizcocho frío, cortar una capa fina de la parte superior de cada bizcocho para nivelarlos, si fuera necesario. A mí me gusta usar capas de bizcocho de 2,5 cm. de altura y rellenos de 1,5 cm de altura. Por lo que esta tarta montada suele medir 12 cm. de altura aproximadamente.
  2. Humedecer los bizcochos con un poco de almíbar con la ayuda de un pincel.
  3. Rellenar intercalando una capa de bizcocho con una de crema, haciendo dos surcos en forma de círculo en la crema, donde pondrás mermelada de frutos rojos. Repetir la operación hasta que la última capa de bizcocho la pondrás con el culo hacia arriba (es decir, la parte de abajo del bizcocho porque es la más lisa y prolija)
  4. Cubrir con una espátula la parte superior y alizar. Luego untar los laterales con lo crema sobrante y alisar con la espátula.
  5. Decorar por encima con lo que te guste. En este caso, hice un espiral de arándanos intercalado con un espiral de fideos de chocolate, además de vistosa la combinación quedó deliciosa.

Tarta guinness - tarta de cerveza negra (9)


Notas:

Para esta tarta la aplicación del almíbar es opcional ya que el bizcocho es muy húmedo y no es indipensable. Te recomiendo montar la tarta un par de días antes de comerla, así se impregnará el bizcocho con la crema y la mermelada, lo que hará una tarta aún más sabrosa.

Es importante que saques la tarta de la nevera 30 minutos antes de comerla para que atempere y puedas apreciar mejor los sabores y la textura esponjosa de la tarta.


 

Tarta guinness - tarta de cerveza negra (8)

Si sigues todos los pasos te resultará una tarta sencilla de hacer y seguro te conquistará.

Logo MB 2019 HD


Fotografía @belrobplace